sábado, 24 de junio de 2017

Conocer a Jesús es conocer al Padre...

“Si me han conocido, conocerán también a mi Padre. Desde ahora le conocen y le han visto” (Jn 14,7).

viernes, 23 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2316

En la Sagrada Escritura, cada uno de los evangelistas, inspirado por Dios, va resaltando más algún aspecto de la vida de Cristo. Por ejemplo, el Jesús de san Marcos es el Jesús de la Pasión. Él insiste mucho en la perspectiva del sufrimiento y de la cruz. Presenta a Jesús en dos escenarios: en Galilea y en Jerusalén. Destaca especialmente la humanidad de Jesús. Este Jesús no pronuncia grandes discursos; fundamentalmente actúa.

EL Señor nos libra de las tentaciones...

“Y no nos pongas en tentación, más líbranos del mal” (Mt 6,13).

jueves, 22 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2315

Los evangelios son la fuente más importante sobre la historicidad de Jesucristo. Fueron escritos a la luz de la Pascua. Los redactores se sirvieron de documentos escritos anteriores, en una primera recopilación, e investigaciones personales, al tiempo que daban a sus escritos una propia intencionalidad teológica. Uno de estos documentos anteriores es la llamada fuente «Quelle» o fuente «Q» (fuente en alemán se dice quelle) que recogía discursos y logia (frases cortas memorizables) de Cristo, existente ya en los años cuarenta, que fue utilizada por san Lucas y san Mateo. Otra fuente escrita es la conocida con el nombre de «Triple tradición», que recoge los hechos de la vida de Cristo, de la que dispusieron los tres sinópticos (Mateo, Marcos, Lucas). Disponemos de criterios válidos que nos permiten escuchar, si no las «mismísimas palabras de Jesús» , sí el mensaje auténtico de Jesús y alcanzar unos hechos sucedidos de verdad que pertenecen a Jesús de Nazaret. Esto nos hace ver la veracidad el Evangelio y el cómo Dios fue inspirando a los escritores sagrados a ir a los hechos y dichos de Jesús.

Que todos conozcan y amen a Dios...

“Y esta es la voluntad del que me envió: que yo no pierda nada de lo que me ha dado, sino que lo resucite en el último día” (Jn 6,39).

miércoles, 21 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2314

El libro de los Hechos de los Apóstoles, pertenece al género histórico, porque gran parte de su contenido narra la expansión del cristianismo en el siglo I y la formación de las primeras comunidades cristianas por la evangelización de algunos apóstoles, sobre todo, san Pedro y san Pablo.

Hagamos la voluntad de Dios...

“Porque he bajado del cielo no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Jn 6,38).

martes, 20 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2313

Cuando leemos la Biblia en el Nuevo Testamento, nos adentramos la cultura judía, que, en esos tiempos luchaba por sostenerse ante los embates de la cultura romana, que era opuesta a la mentalidad hebraica. Además, el hecho de que los romanos eran los dominadores, hacía que el pueblo judío rechazara de raíz todo lo que viniese de Roma. Hay que ir a la Biblia comprendiendo que entre Roma e Israel había un abismo cultural y religioso muy grande. Roma era el centro de una civilización materialista, sostenida por la disciplina del ejército y gobernada por administradores y bancos. Su dios verdadero era el “Estado”. Tenía, sí, una moral, pero no una religión concreta. No tenía “El templo de Dios”, sino un “Pantheon”, o sea, el templo de todos los dioses, y estaban abiertos a dar la bienvenida a otros dioses. En cambio, el pueblo judío, sostenía siempre la verdad de que hay un solo Dios.

Conquistar el mundo para Dios...

“Pero la montaña será tuya; tu roturarás el bosque y sus términos te pertenecerán; expulsarás a los cananeos, por carros de hierro que tengan y por fuertes que sean” (Jos 17,18).

lunes, 19 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2312

Cuanto más se profundiza en el estudio de la Biblia, que parecería nuevos interrogantes cuestionan la fe, obligando al estudiante a madurar; pero, siendo Palabra de un Dios que salva, ciertamente habla para los sencillos, y no son las sabias discusiones las que harán creer o no creer. Habrá que encontrar una respuesta a las cuestiones que plantean los incrédulos, y la misma Escritura nos invita a hacerlo: «Estén siempre dispuestos para dar una respuesta a quien les pide cuenta de su esperanza» (1Pe 3,13), pero de entrada hay que tener presente que ni la historia ni la crítica científica han disminuido la credibilidad de los libros sagrados.

Sigamos a Cristo...

“Era Andrés, el hermano de Simón Pedro, uno de los dos que oyeron a Juan y le siguieron” (Jn 1,40).

domingo, 18 de junio de 2017

«Cartas Cruzadas»... Otro libro sensacional de Markus Kuzak

Ya había comentado que acabo, hace poco, de leer un libro de Markus Kuzak, joven escritor autraliano nacido en Sidney el 23 de junio de 1975, el famoso autor de «La Ladrona de Libros». Se trata de «Cartas Cruzadas», una novela que pone de manifiesto que el cariño, la amistad e incluso la idea de Dios no son solamente nombres sino verbos, acciones, compromiso de hacer a Dios presente en el mundo, ya que es actuando cada día como descubrimos la verdadera esencia de estos sentimientos.

La historia nos engancha a la vida de Ed Kennedy, un chico cualquiera en un suburbio cualquiera de una gran ciudad con todo y el lenguaje y comportamiento que muchos de los chicos de hoy suelen tener, en medio de un mundo que va ennegreciendo el corazón. Ed vive en un apartamento maltrecho en compañía de su maloliente perro, y se gana el sueldo como taxista tipo Uber. Le acompaña una pandilla de amigos que poco o nada le piden a la vida, pero de repente algo pasa y Ed tendrá una misión que cumplir... Día tras día, noche tras noche, el joven Kennedy irá descubriendo que el afecto, la amistad y el amor no son, como digo, palabras huecas, sino verbos vivos. Uno, al ir leyendo va viendo cómo Ed, si quiere saber, necesita preguntar; si pretende ayudar, necesita actúa; si quiere cambiar, no puede esperar ni procrastinar. 

Leyendo esta obra, el lector puede darse cuenta de que a menudo, son los pequeños gestos los que mueven el mundo y Markus Zusak va demostrando que cada uno de nosotros, incluso un chico cualquiera en un suburbio cualquiera, puede dar el primer paso. 

Algunos de los temas que el relato toca son el significado y el valor de las aspiraciones, el amor y el miedo a enamorarse y las diferencias establecidas por las clases sociales.

Con esta novela Kuzak ganó el premio "Children's Book Council" de Australia en el año 2003.


Markus Kuzak,
"Cartas Cruzadas",
Ed. Lumen,
384 páginas.

«IN HOC MUNDO»... Bella música barroca de Domenico Zipoli

Domenico Zipoli (1688 – 1726), es un compositor de quien ya he hablado cuando les invité a escuchar su Sacris Solemnis. Ahora vuelo a él para invitarles a escuchar otra de sus más conocidas e interpretadas composiciones, la pastoral «IN HOC MUNDO». Zipoli es un compositor ítalo-argentino de la época del Barroco y es considerado como el compositor europeo más famoso que haya viajado hacia América durante el periodo colonial, y también el músico más dotado que haya contribuido con las misiones jesuíticas en el continente.

El estudio de la música en los archivos sudamericanos ha revolucionado el conocimiento de la cultura musical en los centros urbanos y misioneros de la época de la conquista. Europeos, sudamericanos nativos y criollos (españoles nacidos en América del Sur) crearon un único repertorio de renombre y barroco sudamericano, comparable en su magnitud y originalidad a las innovaciones musicales de la destacada música europea de la época. Hasta la fecha se han conservado dos importantes colecciones de música misionera sudamericana en donde destacan algunas composiciones de Domenico Zipoli.

Diversas copias de «IN HOC MUNDO» fueron encontradas en ambos archivos misioneros. Sin embargo, El copista no anotó el nombre del autor de la obra y por mucho tiempo se consideró anónima. En otra copia encontrada años después, el nombre del compositor aparece en la parte escrita para el tenor. Las composiciones destinadas a un tenor fueron cantadas a veces por un soprano, por eso hay versiones, de esta obra, como la segunda que presento, donde quien canta es una mujer. Se cree que «IN HOC MUNDO» podría haber sido parte de una composición escénica (ópera sagrada o oratorio) de orden religioso, como la mayoría de las obras de Zipoli. No se tienen más datos de la composición pero ciertamente es una delicia escucharla. 

Escuchen esta bella música:



Cápsula Bíblica 2311

Es muy cierto que, al igual que sucede con el Antiguo Testamento, solamente con el estudio comprenderemos muchos párrafos del Nuevo Testamento, especialmente en las Cartas, y que un mayor conocimiento de los textos y del ambiente en que fueron compuestos va resolviendo numerosas preguntas. 

Dios no nos deja nunca...

“Él le dijo: Hijo, tú estás siempre conmigo, y todos mis bienes son tuyos” (Lc 15,31).

sábado, 17 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2310

Dios siempre ha estado junto al hombre en su Palabra, está presente en los hechos diarios y nos acompaña en nuestra peregrinación de vuelta a Él, es decir, durante toda nuestra vida. Dios nos habla a través de su Palabra, nos escucha y nos habla siempre porque somos suyos, nos ama y formamos parte de su plan de salvación.

El Señor fija sus ojos en cada uno...

“Le condujo a Jesús, que, fijando en él la vista, dijo: Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú serás llamado Cefas, que quiere decir Pedro” (Jn 1,42).

viernes, 16 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2309

A la Biblia se le llama también Sagrada Escritura, La Escritura, Palabra de Dios, Libro de la Revelación. Se le llama Sagrada Escritura porque trata de asuntos sagrados y religiosos. Palabra de Dios, porque es el mismo Dios el que se comunica con nosotros a través de la Biblia y Libro de la Revelación, porque Dios se nos revela, es decir, corre el velo cuando la leemos; y porque los que la escribieron lo hicieron por medio de la revelación de Dios. No se la inventaron ellos.

EL perdón...

“Y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores” (Mt 6,12).

jueves, 15 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2308

Es interesante conocer que los Judíos aceptan el Antiguo Testamento compuesto solamente por 39 Libros sin los deuterocanónicos que están en griego y que consiste de: La Ley o Torá, los Profetas y otros Escritos Inspirados.

Padecimientos y consolación...

“Porque así como abundan en nosotros los padecimientos de Cristo, así por Cristo abundan nuestra consolación” (2 Cor 1,5).

miércoles, 14 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2307

Los hebreos de la diáspora, que ya no hablaban su idioma, sino griego –por ser la lengua oficial de todo el medio oriente, tradujeron al griego los 39 libros del canon hebreo y le agregaron posteriormente 7 libros más: Tobías, Judit, Baruc, Sabiduría, Siracide, 1 de Macabeos y 2 de Macabeos. Esta traducción la llamaron los griegos «LOS SETENTA» –pues según la tradición, fueron 70 ancianos sabios quienes hicieron la traducción del hebreo al griego. Así es como se
formó el Canon Alejandrino. Estos libros, como es de suponerse, no fueron recibidos por los judíos de Palestina por ser posteriores y redactados solo en griego. Por eso nuestros hermanos «esperados» (separados) no los reconocen como inspirados.

Nuestro Padre Dios...

“Ni llamen padre a nadie sobre la tierra, porque uno solo es su Padre, el que está en los cielos” (Mt 23,9).

martes, 13 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2306

La Sagrada Escritura contiene 73 libros, realizados por diferentes escritores y en distinto tiempo, aunque todos inspirados por Dios a través del Espíritu Santo. De estos 73 libros, 46 pertenecen al Antiguo Testamento y 27 son del Nuevo Testamento.

Escuchar al Señor...

“Esto se los he dicho en parábolas; llega la hora en que ya no les hablaré más en parábolas. Más bien les hablaré claramente del Padre” (Jn 16,25).

lunes, 12 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2305

Leer la Sagrada Escritura es el medio para animarnos a tener siempre presente a Dios en nuestras vidas. La Biblia nos entusiasma por Dios y nos llena de amor hacia Él. Nos anima a llenarnos de obras buenas. Nos da gran temor y aversión hacia el pecado. La Biblia consuela mucho y lleva al arrepentimiento, la conversión y cambio de vida.

Maravillarse ante las obras del Señor...

“Se maravillaron todas las muchedumbres y decían: ¿No será éste el Hijo del David?” (Mt 11,23).

domingo, 11 de junio de 2017

«El adolescente que lloraba con las películas de karate»... Un libro que ayuda a ver de cerca al adolescente

Hoy quiero presentarles un pequeño libro (menos de 100 páginas) que llegó a mis ojos en formato PDF y es la ópera prima de Carlos Arroyo Cobos: «El adolescente que lloraba con las películas de kárate», que a primera vista, con el solo  título parece ser un drama. El libro narra, en boca de un muchacho —a lo largo de once relatos— sus desventuras junto con su grupo de amigos con los años ochenta como escenario. El protagonista se presenta como un joven perdedor con un puntito de suerte que vive el tránsito vital a la adolescencia en el verano previo al ingreso al Instituto (según la educación en España de los años ochentas) y descubre la cara más dolorosa del amor y el valor de la amistad. El mayor acierto de este libro es tocar estos temas en la realidad de los truculentos años 80 que muchos de los nuevos abuelos de hoy vivieron.

El autor nos traslada a un verano de aquellos años y nos hace convivir con una pandilla madrileña que relato a relato comparte sus aventuras y al mismo tiempo —a muchos seguramente— traerá recuerdos de lo que fue esa época y los valores tan puros que tienen los niños que aún no han perdido la inocencia. Los relatos se leen de un jalón y además la narración es muy ágil y sencilla por lo que es fácil llevar un buen ritmo de lectura, tanto, que al final se te acaba haciendo corto y el verano, termina haciéndose igual, tan corto como cuando de adolescentes y jóvenes disfrutábamos de las vacaciones, que siempre se nos hacían cortas.

Carlos Arroyo tiene una pluma muy ágil que consigue enganchar al lector desde el principio y hace que uno devore el libro en una hora cuando mucho, por lo menos así me pasó a mí. Y es que son muy poquitas paginas pero muy completas. El autor cuenta lo que de necesita saber y no más; como a mi me gusta, que no hago muchas preguntas.

El protagonista del libro es un muchacho normal, con miedos y dudas, que se deja llevar por situaciones y acontecimientos que hacen recordar esa época de transición en la vida, que todos pasamos y que algunos, como él, no han tenido la suerte de tener una familia cristiana que forme en los valores. Hay muchas situaciones que al chico se le disparan, que hemos visto en algunos adolescentes aún de nuestro tiempo. Por lo que el protagonista del libro pudiera ser cualquiera de los adolescentes, también de hoy. El autor narra muchas cosas acerca de los años 80s. Desde la forma de vivir, escuelas, música que se escuchaba, modas acerca de la ropa, televisión...etc

El título: «El adolescente que lloraba con las películas de kárate» tiene su explicación en la misma lectura y sin complicaciones, ya que los personajes no son muchos, por los que llegamos a conocerlos muy bien. Podremos o no reconocer en ellos a antiguas amistades y nos hará reír numerosas veces con los tópicos de entonces.

Con un lenguaje fuerte y sin tapujos, como es el estilo de muchos escritores de esta generación, Arroyo escribe, además, con un estilo particular y muy bueno, pues a pesar de que el libro está compuesto por relatos cortos, la historia, al seguir cierto orden cronológico, tiene un pequeño relato que funciona como inicio y otro relato que nos sirve de desenlace, por lo que lo que se lee casi como si se tratara de una novela y cada relato fuera un capítulo. Cada historia llega al corazón. Carlos Arroyo Cobos no dice en ningún momento que este libro sea biográfico, pero en cada una de sus líneas se nota que él también fue uno de esos adolescentes, porque todo está bañado con el regusto agridulce del recuerdo y de su España natal. 

En resumen, les invito a leer un libro breve y bastante entretenido que seguramente estará ya en las librerías de México o es fácil conseguirlo en Mercado Libre o Amazon.


Carlos Arroyo Cobos,
"El adolescente que lloraba con las películas de karate",
Ed. Endimion,
Madrid,
77 páginas.

«TEMAZCAL»... Música minimalista de Javier Álvarez

Javier Álvarez, es un compositor mexicano conocido por su obra «METRO CHABACANO»  que ya he comentado y que ha sido interpretada y grabada por diversas orquestas del mundo. Acabo de descubrir, entre su obra minimalista, ésta, llamada «TEMAZCAL», una pieza corta de solo alrededor de 8 minutos y medio de duración y de una impresionante sonoridad.

Tal vez se piense que de una pieza tan corta poco se podría decir, pero vale la pena adentarse un poco más en ella, ya que eso sirve para conocer más y aprender a disfrutar de la música clásica (música culta) de nuestros tiempos.

El material instrumental  sonoro de la partitura de «Temazcal» se halla configurado por una parte acústica, confiada a las maracas (instrumento idiófono y de oscilación, constituido por una parte esférica hueca sostenida por un mango que la atraviesa, o está adherida a ella. En su interior se le llena con pequeños elementos percusivos, como piedras pequeña o semillas, pedazos de vidrio, pedazos pequeños de metal, arroz etc., los cuales producen sonido al golpearlos contra la pared interna de la esfera) y otra, encomendada a un soporte electrónico, cuyo componente auditivo está integrado usando fundamentalmente el arpa, la guitarra, el pizzicato de contrabajo y los sonidos de los tambores  de bambú. Todo este último grupo de instrumentos se encuentran hábilmente grabados y manipulados electrónicamente. 

Álvarez puntualiza, para la interpretación de la obra, una serie de pequeños patrones o esquemas rítmicos, confeccionados por células binarias y ternarias, que, a lo largo de la obra, se configurarán en fórmulas más largas y complejas de gran virtuosismo,  yuxtaponiéndose con pasajes del soporte electrónico para crear un heterogéneo calidoscopio polirrítmico de gran interés. Son modelos rítmicos peculiares que se aprecian generalmente en la mayoría de la música latinoamericana, prácticamente en la región Caribeña, México, Cuba, América Central y las llanuras de Colombia y Venezuela. 

Es la primera vez que veo y escucho la maraca como instrumento solista. Las sociedades tribales, para curar a los enfermos, solían acompañar el tratamiento con sonidos, cantos, danzas y pinceladas instrumentales. La música, según se ha comprobado científicamente, ayuda a aminorar  el dolor. 

La maraca, en relación no solo con el temazcal  (del náhuatl temazcalli, "casa donde se suda", es un baño de vapor empleado en la medicina tradicional y la cotidianidad de los pueblos del centro de México) sino con otros ritos curativos de la antigüedad prehispánica, es algo así como el bisturí en las manos de un cirujano, en ellas centran todo, o casi todo, el poder curativo de sus canciones curativas; por lo que se puede deducir que,  el poder curativo reside en la sonaja y sin ella su fuerza desaparece. 

Nunca he estado en un temazcal, pero me he documentado un poco para comentar la obra que, de una manera minimalista, describe profundamente todo el rito del baño de temazcal como es hasta ahora, según leí. El principio de esta composición, es abordado por el soporte electrónico que sirve como elemento dinamizador de toda la obra. Luego recurre al pizzicato del contrabajo para evocar, por medio de él, los chasquidos y estallidos que se producen cuando comienza  a arder la pira de leña  que servirá para calentar las piedras volcánicas que caldearán el habitáculo del temazcal. 

En el pizzicato 16, comienza la entrada de las maracas en compás de 3/16, pero con tres combinaciones rítmicas distintas utilizadas aleatoriamente. Incorporándose a continuación los tambores de bambú, cuyos sonidos insinúan el chisporroteo de las piedras dentro  del recinto. Las intervención de las maracas desvelan, con sus patrones rítmicos, el agitar de los manojos de hojas del maíz o de las plantas aromáticas, con que se hace bajar el vapor que se acumula en la parte superior de la cámara que, al pasarlas cerca del techo, puede reducir el calor para hacerlo uniforme en todo el temazcal ó dirigirlo hacia ciertas partes del cuerpo. Por medio de este procedimiento, el área afectada del cuerpo, es tratada específicamente dirigiendo más calor hacia ella. Sensación esta que se expresa por medio de los glissandi (transición continua entre dos o más notas que suenan) en el soporte electrónico y que incluso, la mayoría de las veces, utiliza también como elemento puente para  cambio de  esquemas rítmicos. 

Dentro de todos estos efectos sonoros, también se observa que en algunos de estos glissandi además, deben  coincidir determinadas figuraciones rítmicas. (Imaginamos en estos encuentros rítmicos puntuales, entre las maracas y la música pregrabada, la utilización de las hierbas para hacer lo que es llamado "hojando", que consiste en los golpecitos leves que los bañistas reciben con las hierbas). En determinados momentos de la composición aparecen unas maracas, dimanantes de la propia grabación, que se hacen oír  por los cuatro monitores de sonido, según un orden previamente establecido por el autor y con patrones de ritmo diferentes. 

Todo este ambiente que se va creando en el transcurso de la obra, conduce a un fragmento escrito en 4/4 (dos compases) y 3/4 (doce compases), en donde el autor determina que se interpreten  pequeños fragmentos de improvisación por parte del intérprete; motivo éste que utiliza como especie de “frase-puente” o “transición”, para  retomar de nuevo los distintos modelos expuestos durante toda la obra pero, a partir de este momento, la utilización que hace de la música grabada va a consistir en un espiral progresivo in crescendo, tanto en densidad instrumental como en volumen, hasta llegar a su punto culminante. A partir de este momento traza una “Coda”, consignada al arpa y, sobre lo que parece un tema de carácter netamente folclórico, confiando a las maracas  el cometido propio y característico de instrumento gregario. Lo que nos induce a reflexionar, sobre la intencionalidad en la forma de concluir la obra, posiblemente haya sido pensando en tratar de plasmar, tal vez, el mismo ceremonial y esplendor festivo que seguramente emplearon los antepasados como final del rito.

Disfruten de esta música diferente a lo que normalmente estamos acostumbrados a escuchar:




Cápsula Bíblica 2304

la Biblia es más que un libro, es Dios quien nos habla. Para oírlo necesitamos fe y así creer en Él; debemos abrirle nuestro corazón e inteligencia; esperanza, para estar ciertos de que sólo siguiendo su voluntad y aceptando las invitaciones que nos hace el Espíritu Santo podemos ser verdaderamente felices; y caridad, para ser generosos y dar los frutos que Dios espera de nosotros.

Oir antes de juzgar...

“Yo no puedo hacer por mí mismo nada; según le oigo, juzgo, y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Jn 5,30).

sábado, 10 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2303

Cada libro se encuentra dividido en capítulos y cada capítulo en versículos o versos. Ejemplo: si se nos dice ―Mateo 16, 12 quiere decir: Evangelio de san Mateo, capítulo 16, versículo 12. Si se nos dice, por ejemplo, ―Lucas 1, 20-26, significa: capítulo 1, del versículo 20 al 26. Si leemos así: ―Marcos 1, 3.8.10 significa esto: capítulo 1, versículos 3, 8 y 10 solamente.

Venga tu reino...

“Venga tu reino, hágase tu voluntad, como en el cielo, así en la tierra” (Mt 6,10).

viernes, 9 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2302

Para leer la Biblia, se necesita oración, pidiendo a Dios nos ilumine para entender su mensaje, hacer una lectura pausada, para poder digerir bien; humildad, sabiéndonos necesitados de Dios. No buscar ciencia profana, sino un mensaje espiritual para salvarnos ni dejar pasar el día sin leer una página de la Sagrada Biblia. Vale la pena leer explicaciones de buenos libros que comenten la Sagrada Escritura; o pedir esas explicaciones a expertos de la Biblia. Para empezar a leer la Sagrada Escritura en el orden más fácil para entenderla, se puede empezar por los Evangelios, Hechos, Génesis y Éxodo, Samuel y libros de los Reyes, Tobías y Judit, Salmos, Proverbios, Eclesiástico, Santiago, san Pablo, etc.

El camino del corazón...

“Acuérdate de todo el camino que Yahvé, tu Dios, te ha hecho hacer estos cuarenta años por el desierto, para castigarte y probarte, para conocer los sentimientos de tu corazón y saber si guardas o no sus mandamientos” (Dt 8,2).

jueves, 8 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2301

El libro del Éxodo, en el Antiguo Testamento, narra la esclavitud de los israelitas en Egipto, como consecuencia del pecado; Dios manda a Moisés para liberar a su pueblo a fin de que sea libre y lo adore en el monte santo. Dios demuestra su poder ante el faraón, modelo y paradigma de la soberbia. Dios hace un pacto con el hombre y le da sus mandamientos como único camino de la verdadera libertad y felicidad.

Buscar el reino de Dios...

“Busquen, pues, primero el reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura” (Mt 6,33).

Cápsula Bíblica 2300

El Nuevo Testamento contiene lo que sucedió desde el nacimiento del Hijo de Dios en Belén, sus enseñanzas, su vida, su Pasión, su Muerte, Resurrección y Ascensión a los cielos. Y, además, la historia de los apóstoles, las cartas de algunos de ellos, y el libro de Apocalipsis. El primer pacto que hizo Dios fue con Moisés. El segundo pacto o Nueva Alianza lo hizo a través de Jesucristo, su Hijo. El antiguo Pueblo de Israel viene ahora sustituido con un nuevo Pueblo: La Iglesia, por Él fundada.

El cielo nos espera...

“Mejor es el buen nombre que el oloroso ungüento, y mejor el día de la muerte que el del nacimiento” (Ecl 7,1).

miércoles, 7 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2299

El Antiguo Testamento, en la Biblia, comprende lo sucedido desde la creación del mundo, hasta que llegó el tiempo de la venida de nuestro Señor Jesucristo, y contiene los pactos o testamentos que hizo Dios con los primeros padres, con los patriarcas (Noé, Abraham, Moisés), con los profetas y con el pueblo de Dios. Narra también los éxitos que obtuvieron quienes cumplieron estos pactos o testamentos, y los fracasos que sufrieron quienes no los cumplieron. Por eso, la Biblia nos enseña a hacer el bien y a evitar el mal. A hacer el bien, que gusta a Dios; y a evitar el mal que le hiere y le pone triste.

Jesús habla fuerte...

“Mas si yo arrojo a los demonios con el poder de Beelzebul, ¿con que poder los arrojan sus hijos. Por eso serán ellos sus jueces” (Mt 11,27).

martes, 6 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2298

EN el mundo son dos las grandes religiones que se rigen por las enseñanzas de la Biblia: La Judía y la Cristiana, integrada por católicos, ortodoxos y protestantes de muchas denominaciones. La Biblia es la Palabra de Dios que circula alrededor del mundo, traducida en muchos idiomas y en muy diversas presentaciones.

Jesús sana...

“Él les respondió: El que me ha curado me ha dicho: Toma tu camilla y vete” (Jn 5,11).

lunes, 5 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2297

La palabra «Biblia» viene del griego βιβλιον (Biblion), que quiere decir «Biblioteca» y describe una colección de libros escrita por diferentes autores, épocas y estilos literarios. San Clemente –Padre Apostólico– discípulo de San Pablo, fue el primero en usar este término.

El Padrenuestro...

“Así, pues, han de orar: Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre” (Mt 6,9).

domingo, 4 de junio de 2017

«ORACIÓN CONTEMPLATIVA DEL PADRE NUESTRO»... Un libro de Mons. Pedro Agustín Rivera Díaz

Mis 14 seguidores saben que desde noviembre del año pasado presto mi servicio misionero en el ministerio sacerdotal en la Parroquia de Fátima de la colonia Pro Hogar en Ciudad de México, CDMX. Aquí he tenido la dicha de convivir con gente maravillosa, en primer lugar con nuestro párroco, Mons. Pedro Agustín Rivera Días, con quien me une una amistad valiosísima de más de 40 años, desde que éramos jovencillos –ahora somos de juventud acumulada– en nuestros tiempos de Vanclaristas.

Monseñor Pedro es un sacerdote incansable, con un corazón misionero que late al unísono de Cristo el Buen Pastor y de quienes muchos hemos aprendido infinidad de cosas. Entre todas sus correrías en nombre del Señor, Monseñor se da tiempo para escribir y tiene publicado un buen número de libros y folletos que abarcan muchos temas de nuestra fe.

Acabo de re-leer el que se llama «ORACIÓN CONTEMPLATIVA DEL PADRE NUESTRO». Un libro que, en sintonía con «Aparecida de Brasil» nos lleva por cada parte del Padre Nuestro invitándonos a ser «discípulos–misioneros»en relación íntima con la Palabra de Dios en el estilo de la Lectio Divina.

En una serie de meditaciones que compartió de forma impresa y con cientos de sus amigos y seguidores «internautas», Monseñor Pedro Agustín va meditando cada parte del Padre Nuestro. ¡Gracias, Monseñor, por ayudarnos a orar con el Padre Nuestro!


Pedro Agustín Rivera Díaz,
"Oración contemplativa con el Padre Nuestro"
Ed. Sabiduría de Dios,
104 páginas.

«Concierto para violín en re menor, op. 47»... el único concierto para violín de Sibelius

El «Concierto para violín en re menor, op. 47», es una obra compuesta por Jean Sibelius en 1903. Fue el único concierto para instrumento solo que escribió el compositor, aunque compuso otras piezas de menor entidad, como sus seis humorescas para violín y orquesta. Hoy les invito a deleitar sus oídos con esta música. Yo la escucho con gusto, contrastando con la música de la calle que se escucha en mi cuarto como si tuviera a los grupillos de moda en cumbia y salsa dentro. Toda la música tiene lo suyo y me encanta, pero hay musica para «un rato» y otra como esta, que es para tenerla de fondo y disfrutarla, además, este concierto, en las manos de Joshua Bell suena sensacional.

El estreno original de esta obra, según cuenta la historia de la música Sibeliana, fue un desastre debido a que el compositor no tenía los suficientes recursos económicos para contratar a un director de altura. Sibelius no permitió la publicación de esta versión y realizó después varias revisiones. Borró bastante material que sentía que no funcionaba. El estreno de la nueva versión corrió a cargo de Richard Strauss y la Berliner Philharmoniker. Sibelius no estuvo presente. La parte solista fue ofrecida a Willy Burmester, quien, como para la primera interpretación, no estaba disponible. Esta vez Karel Halir, líder de la orquesta, interpretó la parte solista. Burmester se ofendió tanto que decidió nunca interpretar el concierto, a pesar de que el concierto estaba dedicado a él desde que Sibelius lo escribió. Entonces el compositor lo re-dedicó al niño prodigio húngaro Ferenc von Vecsey, de apenas doce años para la época. Vecsey aprendió el concierto y lo interpretó a los 13 años, aunque no pudo hacer frente a los extraordinariamente complejos requerimientos técnicos de la pieza y lo hizo más sencillo.

La primera versión fue desempolvada por primera vez en 1990 cuando los herederos de Sibelius permitieron un concierto y una grabación de la pieza por la compañía BIS; en ambas ocasiones el solista fue Leonidas Kavakos.

Escuchen el concierto con Joshua Bell:

Cápsula Bíblica 2296

El nombre más antiguo de la Biblia es el de BIBLOS (Libro). Aparece por primera vez en Daniel 9, 2. Añadiéndole el adjetivo de «sagrado», aparece en 2 Macabeos 8, 23. Estas citas hay que comprobarlas en el texto original. Como nombre más generalizado hay que reseñar el de BIBLION, diminutivo de Biblos y que significa librillo, folleto. Por primera vez, aparece en 1 Macabeos 12, 9. El neutro plural de biblion es Biblia, que significa librillos, folletos y es de este neutro plural de donde surge nuestra palabra castellana Biblia.

Hay que hacer penitencia...

“Yo les digo que en el cielo será mayor la alegría por un pecador que haga penitencia que por noventa y nueve justos que no necesitan de penitencia” (Lc 11,7).

sábado, 3 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2295

EL periodo llamado «De los Reyes» en al Antiguo Testamento, duró aproximadamente desde el siglo X hasta el comienzo del siglo VI a. de C. Los reyes principales fueron Saúl, David, Salomón, Exequias y Josías. Resaltan en ella como profetas Samuel, Elías, Eliseo, Amós, Óseas, Isaías, Miqueas, Sofonías, Nahúm, Jeremías y Habacuc. A la muerte de Salomón, que construyó el templo de Jerusalén, el reino se dividió en dos: El Reino del norte, llamado de Israel, con capital en Samaria. con Jeroboam como rey. El Reino del sur, o de Judá, con capital en Jerusalén. En el reinó Roboam. Samaria cayó en poder del rey asirio Sargón I en el año 721 a. C., desapareciendo el reino del norte. Jerusalén cayó en poder del rey de Babilonia, Nabucodonosor, en el año 587 a. C. y deportó a Babilonia a los israelitas más influyentes, empezando así lo que se conoce con el nombre de cautividad de Babilonia.

La enfermedad no impide el anunciar el Evangelio...

“Bien saben que estaba enfermo de dolencia corporal cuando por primera vez les anuncié el Evangelio” (Gal 4,13).

viernes, 2 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2294

En la Biblia hay dos libros que reciben el nombre de SAMUEL, estos libros encierran varios temas: 1˚ Elección y rechazo del primer rey Saúl. 2˚ Unción de David y batalla de Goliat. 3˚ Traslado del arca a Jerusalén. 4˚ Pecado y arrepentimiento de David.

Hacer la voluntad del Padre...

“Respondió, pues, Jesús, diciéndoles: En verdad, en verdad les digo que no puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque lo que éste hace, lo hace igualmente el Hijo” (Jn 5,19).

jueves, 1 de junio de 2017

Cápsula Bíblica 2293

La Buena Nueva se ha extendido por muchos lugares de la tierra gracias a esos corazones iluminados por el que todo puede. Pero sabemos también, que aún queda mucho camino por recorrer y que el anhelo de tantos ─como la beata María Inés Teresa Arias─ de que todos le conozcan y le amen, está aún lejos de realizarse en plenitud.

Jesús quiere morar en nuestro corazón...

“Se volvió Jesús a ellos, viendo que le seguían, y les dijo: ¿Qué buscan? Le dijeron ellos: Rabí, que quiere decir Maestro, ¿dónde moras?” (Jn 1,39).

miércoles, 31 de mayo de 2017

Cápsula Bíblica 2292

El argumento del libro de Tobías, en la Biblia, es que Dios prueba a los justos, Él es un Dios que atiende paternalmente las oraciones de sus hijos y está al tanto de las buenas obras que reciben recompensa divina.

Gozo en el Espíritu Santo...

“En aquella hora se sintió inundado de gozo en el Espíritu Santo y dijo: Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a los sabios y prudentes y las revelaste a los pequeños. Sí, Padre, porque tal ha sido tu beneplácito” (Lc 10,21).

martes, 30 de mayo de 2017

Cápsula Bíblica 2291

El libro de Job nos presenta el problema del justo que sufre y lo soluciona mediante la fe y sumisión a Dios, cuyos juicios son inescrutables.

Alcanzar la perfección en el amor...

“Sean perfectos como perfecto es su Padre celestial” (Mt 5,48).

lunes, 29 de mayo de 2017

Cápsula Bíblica 2290

El Antiguo Testamento presenta a Dios como un Dios clemente y misericordioso (cf. Ex 34,6; Sal 86,15), y el Nuevo Testamento llama a Dios «padre compasivo y Dios de todo consuelo» (2 Cor 1,3; cf. Ef 2,4).

Adorar al verdadero Dios...

“Ustedes adoran lo que no conocen; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos” (Jn 4,22).

domingo, 28 de mayo de 2017

«Sobre la marcha»... Un sacerdote tetrapléjico que ama la vida.

Últimamente no he estado bien de salud. Bueno, en realidad mi salud nunca ha sido buena, y son varias las veces que he estado a punto de ser llamado a ese juicio personal que a todos nos espera y que, por una u otra razón no se ha realizado y aquí sigo, a mis 56 años, luchando por cumplir, cada día enfrentándome cada día conmigo mismo y con los embates de este mundo, por cumplir la voluntad de Dios con alegría. Cuando uno ha sido enfermo toda su vida, hay momentos en que la naturaleza humana brinca, o más bien se revela ante el cansancio de esa batalla de cada día y ante la sorpresa de lo que el día traerá. ¿Cómo olvidar mi lucha contra la malaria cerebral el año pasado en Freetown? ¿Aquellos años tan terribles cuando la osteoartrosis me mandó a la cama por más de ocho meses, luego a la silla de ruedas y al bastón por un tiempo largo en Monterrey? ¿La bronquitis alérgica asmática que se me disparó en Los Angeles? ¿Los ataques repentinos de alergia a diversas comidas o medicamentos?... en fin.

El padecer una enfermedad crónica, es posible que no sólo afecte físicamente, sino también emocional, social y a veces, incluso, económicamente. La forma en que a una persona le afecta una enfermedad crónica depende de la enfermedad particular que tenga y cómo repercute sobre su cuerpo, la gravedad de la enfermedad y el tipo de tratamientos que requiere. Aceptar y adaptarse a la realidad de padecer una enfermedad crónica requiere tiempo, pero se va aprendiendo sobre la misma enfermedad o conjunto de enfermedades, a buscar y aceptar el apoyo de los demás y a participar activamente en el cuidado de la salud generalmente superan con éxito el proceso de afrontamiento.

Esta semana les invito a leer un libro maravilloso que me ha hecho llorar literalmente. «Sobre la marcha» es una autobiografía del padre Luis de Moya, un sacerdote, que a antes de los cuarenta años perdió toda movilidad y que, aprendiendo a enfrentar su nueva condición de vida, es un hombre feliz, valorando todo lo bueno que, como cristiano y sacerdote, ha recibido de Dios y pone al servicio de los demás.

En una páginas que atrapan, el padre Luis nos narra cómo un accidente unió su destino a una silla de ruedas, marca Meyra, de fabricación alemana. Cómo su vigorosa anatomía de deportista quedó reducida a un fardo pesado, un pedazo de carne al que hay que estar quitando o poniendo prendas constantemente, como si de un muñeco se tratara, porque ha perdido la sensibilidad y carece, por lo tanto, de «termostato». Durante el viaje de regreso a Pamplona, tras visitar a sus padres en Ciudad Real, se quedó dormido al volante de su automóvil, que acabó por atravesar la valla de la autopista y arrollar tres pequeños árboles. Según se enteró después, el golpe le había producido una interrupción medular completa a partir de la C-4. Se había quedado tetrapléjico. Ahora, años después del accidente da clases de Ética a los alumnos de Arquitectura de la Universidad de Navarra.

En este libro el autor nos dice: «Yo no podía, no debía, buscar el mero sentirme cómodo o lo menos contrariado posible entre mis cuatro paredes, como si no pudiera hacer otra cosa, como si ya nadie esperara nada de mí. Si hubiera caído en ese planteamiento, habría condenado mi vida al lamento permanente como telón de fondo. Consentir en esa visión tan negativa de mi situación, supondría –aparte de pactar con una falsedad– autocondenarme al victimismo. Ir por el mundo con complejo de víctima, como dando pena, se me hacía poco gallardo y un tanto falso, porque veía con claridad que teniendo la cabeza sana no había razón para no utilizarla con provecho».

Si a mí, que soy como soy en mi condición de enfermo crónico, el libro me ayudó sobremanera, creo que ayudará a muchos que lo lean. El estilo es claro, sencillo, cercano, y seguro que muchas personas se sentirán identificadas con muchas de las cosas que cuenta el padre Luís de Moya, quien pertenece al Opus Daei, acerca de sus vivencias y sentimientos.


Luis de Moya,
"Sobre la marcha"
Ed. Edibesa,
México 2007,
211 páginas.