jueves, 28 de julio de 2011

Invocar a Dios...

"Jaebes invocó al Dios de Isarel, diciendo: «Si me bendices y ensanchas mis términos y está conmigo tu mano y me preservas del mal de modo que yo no padezca...» Y Dios le dio lo que había pedido". (1 Cro 4,10).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario