domingo, 9 de setiembre de 2012

DEL SUFRIMIENTO A LA PAZ... Una obra clásica de Ignacio Larrañaga

Un componente ineludible de nuestra existencia es el sufrimiento, en todas sus expresiones. Su silueta negra y pertinaz, acosa al hombre de toda edad, clase, cultura y religión.

Ahora que mi papá estaba enfermo y que palpó el sufrimiento tan de cerca, me dijo cuánto lo había ayudado siempre la lectura y re-lectura del libro «Del sufrimiento a la paz» de Ignacio Larrañaga, a quien él tiene el gusto de haber conocido y además poseer alguno que otro libro autografiado. Ignacio Larrañaga, es español, pero casi toda su vida sacerdotal ha transcurrido en América Latina. Maestro de oración y espiritualidad, sus libros llevan el sello típico de lo vital: claridad, profundidad y realismo. Se ha convertido en un instrumento del cual Dios se está sirviendo para la transformación de muchas personas y comunidades en los países de América Latina y en España.

El autor se plantea aquí el problema de cómo «amortiguar o eliminar» el dolor o de cómo transformarlo en algo positivo sobrenaturalizándolo y dándole un sentido redentor. Para ello, Larrañaga propone a los lectores los medios que estima más aptos para realizar dicha tarea, sabiendo que el sufrimiento tiene un gran valor cuando lo abrazamos por amor. Ante el dolor, Larrañaga nos lleva a ver que podemos unirnos a la cruz de Cristo o reaccionar con rebelión y culpar a Dios. El sufrimiento tiene un gran valor: expía el mal, une al sacrificio de Jesucristo como expresión de amor y confianza en Él y ofrece a Dios un sacrificio de alabanza. El sufrimiento unido a los padecimientos de Cristo nos asemeja a El.

Este libro es una de las obras clásicas del Padre Larrañaga, que traza un itinerario para trascender el sufrimiento, cualquier sufrimiento, y alcanzar la paz. Para ello, ofrece, por un lado, una perspectiva simplemente humana, prescindiendo de los presupuestos de la fe y, por otro, una reflexión desde una perspectiva cristiana, facilitando medios prácticos al lector para que pueda, por sí mismo, neutralizar o, al menos, atenuar todo y cualquier sufrimiento. En su afán de llegar al mayor número de personas, se dirige a los que no tienen fe o la tienen débil, a quienes la perdieron y a quienes la tienen profunda, robusta y fecunda. En el fondo, desea que todos ellos —a través de una constante y oportuna liberación— lleguen en verdad «del sufrimiento a la paz». De una manera sencilla y a la vez profunda, el autor se plantea el problema de cómo transformar el dolor en algo positivo.

Me parece muy interesante la última parte del libro por las recomendaciones del cómo llegar a adquirir la aceptación al sufrimiento e ir, como dice el título de la obra: «Del sufrimeinto a la paz». ¡Lo recomiendo ampliamente!




Ignacio Larrañaga,
"Del sufrimiento a la paz"
Ed. Paulinas,
246 páginas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario